Circo de Troumouse

Un día con Roubaix en el Circo de Troumouse

En Roubaix Rides por Roubaix CyclingDeja un comentario

Dario del Viaje

Hace unos días viajamos al corazón de los pirineos, nos hospedamos en la pequeña localidad de Barèges a escasos cinco kilómetros de Luz Saint Sauver, en plena subida al mítico Tourmalet, el segundo día nos levantamos a las 7.30 am y bajamos en bici a Luz St Sauver donde desayunamos en el café de la pequeña y céntrica plaza de esta localidad.

El día era soleado y no hacía mucho calor, perfecto para salir a rodar, mientras desayunábamos decidimos que ruta hacer, tampoco queríamos excedernos ni en kms ni en desnivel puesto que al día siguiente tomábamos parte en la famosa Marmotte, estuvimos dudando hasta el ultimo momento entre el Circo de Gavarnie y el Circo de Troumouse, al final nos decidimos por este segundo siguiendo  los consejos de los locales, luego descubrimos porqué.

El camino hacia el Circo de Troumouse puede decirse que empieza prácticamente en Luz, la carretera discurre por un precioso valle paralela al río Gavarnie, pasando por las localidades de Pragnères y Gèdre, hasta llegar a una bifurcación en la que indica Cirque de Troumouse, aquí giramos a la izquierda y la carretera comienza a ganar porcentaje, seguimos pasando pequeños pueblecitos como Heas, la carretera está en perfectas condiciones, por el camino pueden observarse varios desprendimientos, algunos de ellos impresionan por su tamaño como el que tuvo lugar en Heas que sepultó varias casas y en el que puede observarse una virgen en lo alto que recuerda aquel suceso.

Continuamos subiendo hasta llegar a un pequeño peaje que da acceso al ansiado Circo, aquí la carretera cambia, pasa a ser más estrecha, el asfalto más rugoso, las rampas más duras y el paisaje indescriptible. El circo se va acercando poco a poco mientras ascendemos por las incontables herraduras, es imposible no parar en más de una ocasión a hacer fotos, el Garmin y sus datos pasan completamente a un segundo plano, aquí los kilómetros pasan sin darte cuenta gracias a los impresionantes alrededores.

Cuando pensamos que estábamos llegando al final llegamos a un descansillo acompañado de unos metros de bajada que nos llevan a un pequeño refugio de montaña  en el que sorprendentemente hay una pequeña cafetería abierta con una terraza, para nuestra sorpresa al levantar la cabeza nos dimos cuenta como podía adivinarse la pequeña carretera que continuaba subiendo en un precioso zig-zag, ya no hay vegetación, solo estamos nosotros y los enormes colosos de roca que nos rodean, es realmente impresionante, te sientes insignificante y a la vez muy afortunado de poder contemplar semejante belleza.

Prácticamente al final de la subida tuvimos el placer de conocer a el equipo de Ziklo-Team, que estaban sacando fotos impresionantes de lugar, son un grupo de gente apasionada por el ciclismo que editan su propia revista mostrando este precioso deporte desde su propio punto de vista, además organizan stages y escapadas para todo tipo de ciclistas, siempre es un placer conocer a gente como ellos. Finalmente llegamos al circo donde hay una pequeña explanada utilizada como parking por los turistas y en la que se puede leer en un pequeño cartel Cirque de Troumouse 2103 mts. En una cosa estábamos completamente de acuerdo: “ es la mejor y mas bonita carretera que he tenido el placer de recorrer nunca”.

Deja un comentario