conquistando el puerto de Otonel

Rumbo a lo desconocido, conquistando Otonel

En Roubaix Rides por Roubaix CyclingDeja un comentario

Longitud-39.3531666 Latitud-0.8008148

17ºC a las 8:30 de la mañana, Macastre, Valencia, madrugadores con tazas de café vacías auguraban que iba a ser una jornada larga y fantástica de ciclismo.

Otonel espera. Ambiente inmejorable y nuestro amigo Roberto como maestro de ceremonias, todo un lujo, salimos dirección sur, en busca del archiconocido puerto de Dos Aguas por su cara más tendida. Ningún vehículo en la primera media hora de pedaleo, un extra de tranquilidad, una zona preciosa y para muchos una gran desconocida en Valencia, donde poder acumular desniveles considerables, donde solo con las vistas y el paisaje cambiante ya  pasaban los kilómetros fugazmente.

La bajada fue tranquila y muy cómoda, el sol nos brinda la sensación de sentirnos privilegiados, reímos, charlamos. Continuamos dirección Millares, territorio comanche, algún rezagado en los repechos, y no por el ritmo, más bien por llenar la galería del móvil de Postales irrepetibles.

Nos cruzamos con otros grupos, pequeños intercambios de palabras y un hasta luego cuando de repente giramos a la derecha buscando Otonel y las ruinas del castillo que lo presiden.
Nos esperan más de 20km de subida tendida sin descanso, nos impactan las vistas que nos deja esta pequeña carretera, ciclismo muy épico, túneles que atraviesan montañas, carreteras sin asfaltar estilo “Strade Bianche” y una estampa que te hace revivir panorámicas de helicóptero del mismísimo Giro de Italia.
Al coronar, un páramo de grava y una carretera muy solitaria hacen que nos reagrupemos en busca de la bajada.

Una foto grupal, el embalse de La Muela al fondo y parada técnica en Cortes de Pallás, somos un grupo numeroso y nos dividimos en dos mesas, con más de un valiente que saborea una cerveza bien fresca, indudablemente ganada tras 4h de pedaleo. Salimos y bajamos paralelos al río Júcar, agua turquesa contrasta con las montañas verdes, continuamos dirección Oro superando la última dificultad de la jornada. Quizá nos hemos cruzado con un par de coches en todo el día.

Nubes negras se acercan por el Oeste, nos da el tiempo justo para poner un buen ritmo y llegar a las últimas rampas que nos devuelven a Macastre donde por escasos minutos conseguimos esquivar la lluvia.

2.100m de desnivel en apenas 110km, otro día compartiendo pasión, ¡contando los días para la próxima!

Más historias:

WINTER CLASSIC BY VELODROM BARCELONA.

Deja un comentario